deseo pendiente #1


Tener a una buena amante de la sumisión atada, en jornada de piernas abiertas, disponible a mi deseo, hasta que decida dedicarme a nuestro placer.